Los okupas de Travesía piden una rebaja de multa porque no trabajan

En 2017, unos okupas se hicieron con un piso de en el bloque 2013 de Travesía de Vigo. 90 vecinos del número 203 vivían atemorizados. Los okupas armaban escándalo a diario, les propinaban golpes y desataban peleas. Esto llevó a los vecinos a tener que tomar medidas por su cuenta al ver que la situación no cesaba a pesar de la denuncia colectiva interpuesta y las múltiples intervenciones policiales. Colocaron candados en la puerta del edificio, propiedad del banco, para que no pudieran entrar. Pero nada funcionó.


Ahora por fin tienen una condena ratificada por la Audiencia. El Juzgado de lo Penal 3 impuso a dos de ellos una multa de 375 euros y orden de alejamiento por un delito leve de lesiones: no podrían acercarse a menos de 50 metros, ni comunicarse con la víctima a la que agredieron durante dos años. Otro de los okupas deberá cumplir 6 meses de prisión y pagar 525 euros. También deberá indemnizar a la comunidad de propietarios del edificio con 554 euros en concepto de los múltiples daños causados en este tiempo.

En verano tuvo lugar el juicio que esclarecería uno de los muchos actos violentos que realizaron y dictaminaría una sentencia para estos okupas. Los hechos contra uno de los vecinos fueron: insultos, patadas y puñetazos por parte de uno de ellos y una agresión en el brazo con un cuchillo por parte de otro. “Te voy a matar, te voy a degollar”, amenazaron. Sin embargo, los okupas no se presentaron al juicio.

Pese a su ausencia, sí que decidieron recurrir la sentenciay afirmaban que les parecía “desproporcionada” la condena impuesta. Pedían una multa menor, porque aseguraban que no disponían de medios económicos para hacer frente a los pagos. “No tenemos trabajo y debemos ser beneficiarios de la justicia gratuita”, alegaban.

Pero la audiencia ha rechazado este recurso y la sala califica como adecuada la cuota que ha establecido el juzgado.

Los vecinos todavía sufren secuelas del miedoy el calvario que sufrieron durante tantos meses, pero esperan por fin poder estar tranquilos en sus propias casas.

Para leer la noticia completa pincha aquí

Suscríbete a nuestra newsletter mensual

Al hacer clic en Enviar, confirmo que he leído y comprendido la política de privacidad del Grupo VPS, y acepto sus condiciones.